logo ccsc
Publicado el: 13 agosto, 2018

Acto Clausura de Jornadas Cientificas

Sociedad Médica del Centro Clínico San Cristóbal

Un reconocimiento al saber y  la cultura

     Fortaleciendo el conocimiento científico y cultivando el espíritu a través de la música, se realizó la clausura de las XXXII Jornadas Científicas del Centro Clínico San Cristóbal, se conmemoró el XLII Aniversario del Centro Clínico San Cristóbal, el XXXV Aniversario de la Sociedad Médica del CCSC y se rindió homenaje a los consocios que, en el 2018, celebraron sus Bodas de Oro y de Plata Profesionales.

El presídium estuvo conformado por los doctores: Helmer Gámez, presidente del CCSC, Rolando Anselmi, presidente de la Sociedad Médica del CCSC, Omar Alí, directivo de la Sociedad Médica del CCSC, Egberto Zambrano, presidente de la Academia de Medicina del Táchira, Luis Hernández Contreras, presidente de la Academia de Historia del Táchira y la Ingeniero Cecilia Roche, por el Ejecutivo Regional.

Guía e inspiración

Rolando Anselmi, presidente de la Sociedad Médica del CCSC, recordó en su intervención a Juan Pablo II, quien dijo: “El tiempo que vivimos, no es tiempo de equilibrio e inquietud, es tiempo de Esperanza y Logros. El Hombre por encima de todo encuentra su desarrollo pleno y su riqueza espiritual e insustituible en la familia y su entorno. Por muy oscuro que veamos el horizonte, la luz de Dios estará presente en nuestras Vidas”.

Asimismo, recordó un artículo publicado por el economista venezolano Gerver Torres, donde señalaba: “Solo en la oscuridad pueden verse las estrellas”, recalcando que este era el pensamiento favorito de Martin Luther King, un mártir de la lucha por los derechos civiles que, aún en tiempos extremadamente difíciles y oscuros, siempre mantuvo sus ideales.

“En estos momentos de prolongada oscuridad, el pensamiento de Luther King puede servirnos de guía e inspiración. Las estrellas que brillan en el firmamento de esta oscura noche son las de la Reconstrucción, no solo física, sino también de reedificación de las instituciones, la economía, la política, la sociedad, la cultura y la ciudadanía”, destacó.

Según dijo, la Sociedad Médica del CCSC, tiene entre sus propósitos incentivar la superación profesional de sus miembros mediante la actualización constante, la investigación y el apoyo de iniciativas para mejorar la labor dentro de la institución, pero también, debe seguir promoviendo la reconstrucción de la institución y la recuperación de los valores morales y éticos de los agremiados.

Tiempos difíciles

Helmer Gámez, presidente del Centro Clínico San Cristóbal subrayó: “En estos tiempos tormentosos que vive el país, no es nada fácil, para las sociedades científicas, como la Sociedad Médica del CCSC y la Academia de Medicina del Táchira organizar eventos de excelente calidad que, cuenten con el apoyo de médicos con sólida formación académica y mejor calidad humana y que se reúnan para brindar por sus magníficas actuaciones”.

Según dijo, no es nada fácil, en estos momentos motivar a médicos, estudiantes, enfermeras y demás integrantes del equipo de salud para que acudan a actualizar sus conocimientos, “cuando sus pensamientos, su espíritu y su ánimo se encuentran secuestrados ante las circunstancias que día a día les agobia”

“No es nada fácil, olvidar a cientos de compañeros de trabajo que día a día abandonan nuestra empresa para buscar en otras latitudes un futuro promisorio. Ni tampoco sacar de los sueños las imágenes aterradoras de la miseria del pueblo venezolano, la necesidad de justicia, el respeto a su salud, a su alimentación y a su vida”.

“No es nada fácil, asegurarles que hacemos todo lo que está a nuestro alcance para cumplir con el sagrado deber de brindar salud de óptima calidad a las personas que lo necesitan”, aseveró.

Igualmente, durante la actividad se rindió homenaje y se impuso el “Botón a la Excelencia” a los doctores: Egberto Zambrano y Gilberto Pérez, por sus 50 años de vida profesional y, asimismo, a los doctores: Omar Alí, Domingo Zambrano y Julio Sánchez Largo, por sus 25 años de labor médica, se reconoció el trabajo, la mística y la abnegación de este grupo de valiosos médicos del CCSC.

Coronar metas

En representación de los homenajeados, Egberto Zambrano, traumatólogo-ortopedista del CCSC indicó:” Esta imposición nos llena de orgullo. Tengan ustedes la seguridad de que portaremos ese galardón con el respeto y la compostura que merece”.

Aseguró que, la vida es corta y se va escapando segundo tras segundo, con el serio agravante que no se compra en la farmacia o en el hipermercado, “por eso cada uno lucha por vivirla, por darle sentido, por encontrar cuál es su pasión, cuando hay un sueño se le persigue con esperanza”.

“No hubo nada más convincente para nosotros, los homenajeados, que la certeza de creer firmemente en la posibilidad de coronar nuestras metas. El futuro pertenece a quienes lo apuestan todo sobre la energía interior que tienen y que les orienta en ruta segura para coronar la meta propuesta”, recalcó.

De igual manera, en Concierto de Gala, la Orquesta Típica del Táchira “Onofre Moreno Vargas”, bajo la batuta magistral del Profesor Leoncio Ontiveros engalanó esta noche tan especial. La ciencia médica y la música se fusionaron para deleitar a los asistentes con un maravilloso repertorio de merengues, joropos, danzas, valses y pasajes de nuestro folclore regional y nacional.

Nerza Ortiz