logo ccsc
Publicado el: 7 julio, 2018

MEDICION PRESION ARTERIAL

Dr. Helmer Gámez

Décadas y siglos de estudio

Medición de la presión arterial se afianzó en el tiempo


De acuerdo a los estudiosos de las diferentes épocas, la hipertensión arterial, es parte de la historia de la medicina en su intento científico de comprender los mecanismos del sistema cardiovascular, la medida de sus valores (presión arterial) y los efectos que produce en la salud.

Durante años y siglos, los científicos han unido esfuerzos para buscar los mejores métodos y procedimientos que permitan hacer el diagnóstico preciso y oportuno de la hipertensión arterial, considerada uno de los principales factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares en el mundo.

Las evidencias documentales realizadas sobre la hipertensión se remontan al 2.600 A.C. Las bases para la medida objetiva de la tensión arterial se establecieron en los trabajos pioneros de Hales en 1.733, pero la medida de la tensión arterial con carácter clínico se pudo establecer solo hasta comienzos del Siglo XX.

    Gran enemigo del Siglo XXI

En este sentido, Helmer Gámez, médico internista e intensivista del Centro Clínico San Cristóbal, durante las XXXII Jornadas Científicas de la Sociedad Médica del CCSC, reconoció la importancia del diagnóstico y el monitoreo de las cifras de presión arterial del ser humano, sobre todo, tomando en cuenta que, la hipertensión arterial es considerada el “Gran Enemigo del Siglo XXI”.

“Hoy en día, la hipertensión arterial constituye uno de los principales factores de morbilidad y mortalidad mundial, no obstante, es poco diagnosticado, poco tomado en cuenta, existe mucha limitación en el momento del diagnóstico y severas limitaciones en cuanto al tratamiento y a las metas del control adecuado de la presión arterial”, aseveró.

Actualmente medir la presión arterial-agregó- se considera un procedimiento extraordinariamente sencillo, algo muy fácil, “sin embargo, han salido artículos, sobre todo, al final del año pasado y comienzos de éste, donde se crean pautas muy controversiales sobre las nuevas cifras para considerar la hipertensión arterial”.

Según explicó, estas nuevas pautas han generado un cambio en la manera de percibir las metas de tratamiento y las metas de cuidados generales que debe tener la persona para poder reducir esta mortalidad cardiovascular y, es muy probable, que vaya a seguir generando controversia a lo largo de las próximas décadas.

   Esfuerzo de siglos

“Los estudiantes, los mismos profesionales especialistas y el personal paramédico ven con suma facilidad el procedimiento de toma de presión arterial, pero no se dan cuenta de todo el esfuerzo que, a lo largo de muchos siglos, aproximadamente desde el Siglo XVI, se hicieron para poder concluir en un mecanismo tan sencillo como es la utilización de un tensiómetro convencional, tal cual como lo manejamos hoy en día”, subrayó.

Destacó que, ha hecho una revisión de la literatura relacionada con los personajes e ideas que revolucionaron esta técnica hasta convertirla en el tensiómetro que se maneja cotidianamente, donde se incluyen experimentación en animales, siglos y décadas de retardo y la intervención de algunos personajes, sobre todo, europeos, quienes lograron un cambio significativo hasta desarrollar el método de medición que se utiliza en la actualidad.

“No debemos olvidar que, los procedimientos que hoy hacemos, por muy sencillos que parezcan, requirieron el concurso de muchas personas, ingenio, dedicación y, décadas y siglos de estudio y de perfeccionamiento y, lo que hoy en día, parece un método muy elemental, hace unos años era considerado algo difícil, muy complejo”, recalcó.

Es importante que las nuevas generaciones-puntualizó- no olviden la historia, para no volver a repetirla, y es por ello, la relevancia de hacer un recordatorio histórico del mérito que tienen estas personas que idearon desde las diferentes ramas del conocimiento humano, la multiplicidad de técnicas y parámetros físicos, anatómicos y funcionales que  permiten medir la presión arterial. Nerza Ortiz